Home » » Alejandro Valverde se le atraganta el Mundial

Alejandro Valverde se le atraganta el Mundial


Por tercer año consecutivo Alejandro Valverde da la de arena en el Mundial. Nunca en los últimos años había acudido a la cita anual mundialista en mejor forma. Acababa de ganar la Vuelta a España, se encontraba en una forma espléndida y era, sin discusión alguna, el jefe de filas de un equipo español que contaba con un tridente de excepción compuesto por Alejandro Valverde (ganador de la Vuelta a España y número uno de la UCI los dos años anteriores), Samuel Sánchez (medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín) y Óscar Freire (tres veces campeón del mundo y que corría a 250 metros de su casa en Mendrisio).
Unas credenciales más que suficientes como para que todos los equipos tuvieran pánico a la selección española, en la que debutaba como seleccionador José Luis de Santos (ex director del extinto Grupo Nicolás Mateos), que había sustituido al multilaureado Paco Antequera.
Sin embargo a la hora de la verdad, la tan temida squadra spagnola dio la de arena y ninguno de los tres favoritos consiguió meterse en el grupo que disputó las medallas. Y menos mal que Joaquín Purito Rodríguez, arañó una tercera plaza que le hizo acreedor a la medalla de bronce demostrando, por segundo año consecutivo, ser el mejor español en un Mundial. ¿Qué había pasado?
Alejandro Valverde volvió a quedarse con la miel en los labios por tercer año consecutivo. Desde el bronce de Salzburgo en 2006, el murciano no ha vuelto a subir al podio de un Mundial y el oro se le sigue resistiendo a pesar de sus dos platas y su bronce. El domingo le faltó dar la estocada en el momento decisivo:
«De todas formas estoy contento porque el podio ha sido para un amigo y un compañero de equipo. Purito se lo merecía por la gran carrera que ha hecho».
Sus críticos afirman que le falta fuerza en los últimos kilómetros; otros hablan de que el kilometraje de un Mundial es algo largo para él. El caso es que, como en Varese el año pasaado y como en Stuttgart el año anterior, Alejandro Valverde no ha podido rematar.
En Stuttgart, carrera en la que acabó en el puesto 57º, tuvo la excusa de los agitados días previos que le tocó vivir porque los organizadores no le dejaban correr y tuvo que ser el TAS (Tribunal de Apelación Deportiva) el que dictara una sentencia autorizándole a tomar parte. Y en Varese, él y Freire equivocaron la táctica y el uno por el otro, los dos se quedaron marcando a Cunego y al final Bettini les sorprendió.
Este domingo sucedió algo parecido. Valverde y Freire se obsesionaron con el marcaje a Cancellara y pese a que el suizo invitó más de una vez a ambos a que le dieran relevos, ninguno de los dos quiso echarle una mano. En esto que se escapó Evans y eso le llevó directo al oro.
«Teníamos a Purito bien colocado y sabíamos seguro que iba a ser medalla; no era cuestión de atacar y poner en peligro la excelente carrera que mi compañero (ambos corren en el Caisse d'Epargne): «Por detrás íbamos controlando para no perjudicar a Purito; a lo mejor podíamos haber ido a por el oro, pero no lo hicimos para no poner en peligro su podio, que se lo había merecido de sobras».
Y acaba: «Lo importante es la medalla para el equipo, no los lucimientos personales. Y si encima es para un amigo, mejor aún. Como equipo hemos sido los mejores y hemos trabajado todos. He acabado contento», finalizó el murciano.
Valverde, que ayer regresó de Mendrisio, tiene ahora en puertas un Criterium en Francia -ya se sabe, hay que hacer caja ahora al final de la temporada aprovechando sus buenos resultados en la Vuelta a España- y luego le espera una exhibición, junto con Alberto Contador, en Cancún (México),
Fuente: laverdad.es
Comparte ésta Noticia ... :

Publicar un comentario

 
Soporte: Murciabike
Copyright © 2012. Murciabike - Todos los derechos reservados
Web creada por GesproeM Plantilla de Mas Template
Iniciar sesión Identifícate